Top Social

                             
19/9/17

Ahora o nunca

Está claro que mi vida está llena de extremos: o estoy brazo sobre brazo, o la actividad costuril del taller, entre mochilas, camisetas y capazos,  no me deja tiempo ni para rascarme.  Pero hoy es el día de volver...

camisetas-flamencas-personalizadas


Hola, Finuc@s!

Cuánto tiempo que no pronunciaba esa frase...¿no?  Hola, helloooooo!!!  Que estoy aquí!!!  Me ha costado lo mío, pero al fin he conseguido reunir el tiempo (y las ganas, por qué no decirlo) para sentarme frente al ordenador y prestarle un poco de atención a este blog que ha sido siempre "la niña de mis ojos" y al que tenía más abandonado que todas las cosas...  No os imagináis lo que he sufrido por eso en todos estos meses, porque han sido ¡meses!  Ay, Virgen del Amor Hermoso...

Me ha costado tela marinera (nunca mejor dicho) sentarme a escribir de nuevo, os lo puedo asegurar.  El ritmo frenético del taller en estos meses de primavera y verano me ha absorbido de tal forma que me he visto incapaz de ordenar mis ideas para ponerme a escribir con tranquilidad.  Ay, tranquilidad... ¿qué es eso?  Bien es verdad que el objetivo final que me propuse cuando inicié el blog era construir una marca personal, unos diseños propios, y dedicarme en cuerpo y alma a coser y a producir, y a atender a los millones y millones de pedidos que soñaba recibir algún día.  Pero... no calculé que si atiendes encargos, compras materiales, coses pedidos, haces fotos, contestas correos, preparas embalajes y te pasas más tiempo en la oficina de Correos que en tu casa, entonces, el tema de sentarte delante del portátil, editar las imágenes y ponerles un texto que las acompañe, vamos, lo que viene siendo un post decente, entonces, eso queda para otro día...y otro día...y otra semana...y ya si eso a la vuelta de vacaciones...ay, que no doy abasto, me espero un poco...  En fin, hasta hoy.


camisetas-flamencas-personalizadas


Hoy me he sentado aquí y me he dicho "nena, tú no mueves de aquí tu cu-cu hasta que no escribas cuatro líneas (estoy muy contenta porque ya llevo más de cuatro), y des unas explicaciones y cuentes un poco cómo ha ido todo en estos meses de atrás y qué es lo que está por venir de aquí en adelante."  La primera idea que me viene a la cabeza son mochilas de guardería (y más mochilas, y más mochilas), porque ha sido casi un monotema este año, pero han habido más cosas.  Por ejemplo, unas cuantas despedidas de soltera, ¡ole!  Este año han sido muchas las chicas que se han ido de fiesta a celebrar que su mejor amiga se casa vestidas con una de las camisetas flamencas de Cá la Fina, y además, han escogido modelos diferentes, cosa que me alegra un montón, porque veo que todas gustan y que es difícil decidirse, y porque así no estoy cosiendo siempre lo mismo, que ya sabéis que una, como buena artesana, es un poco bohemia y rebelde, y me gusta cambiar de estilo y hacer cosas variopintas.

Precisamente, el último post que escribí, allá por el mes de mayo, trataba de la despedida de soltera de Lola, y con un post igual de festivo, lleno de mujeres guapas vestidas para celebrar una despedida, la de Nuria, vuelvo a la carga en cuanto termine este post de "reconciliación" con el mundo blogger, porque se puede decir que me fui "a la francesa", sin decir ni media palabra ni casi señales de vida.  Mea culpa, lo admito.



Pero como soy de las que les gusta "estar en misa y repicando" (qué bien hilado viene esto ahora) entre encargo y encargo llegó la primavera con sus romerías y sus fiestas patronales, y ésta que está aquí se dijo a sí misma "oye, que no todo va a ser estar sentada delante de la máquina dándole a la aguja, qué tal si te pones una falda flamenca, una camiseta de las tuyas, y te vas a la romería, que llevas todo el año esperando".  Y eso hice.  Y me fui primero a la romería del pueblo en el que vivo, Corrales, en honor de Nuestra Señora Reina del Mundo;  enseguida llegó el Rocío, que eso no lo perdono yo por nada en la vida (no es negociable, vamos), y después la romería de Nuestra Señora de los Remedios de Aljaraque, que es el municipio al que pertenece mi población.  Nada, que entre pitos y flautas se me fue mes y medio alternando la costura con las sevillanas, los caminos y la devoción.  Y el blog aparcado, porque no llegaba a más.


capazos-toallas-personalizados


Casi sin darme cuenta llegó el verano, y con él los encargos de capazos de playa y algo nuevo que ha irrumpido con fuerza este año en el catálogo de Cá la Fina: las toallas de playa personalizadas.  Otra locura más que añadir, por si tenía ya pocas.  Ya advertí por Facebook y por Instagram, cuando me disculpaba por no poder atender el blog, que pudiera ser que llegara diciembre y estuviera hablando de toallas de playa, y me da en la nariz que así va a ser, porque cuando empiece a enseñaros por aquí todo lo que tengo guardado en fotos de los encargos de este verano, ¡nos van a dar las uvas!

Y tengo que entonar otro "mea culpa" por no tener tampoco actualizada la tienda con todas estas cosas nuevas, pero si no me ha dado tiempo a atender al blog, imaginaros la tienda, que tengo que cambiarle casi todos los "escaparates"...  Poco a poco, que Roma no se hizo en un día...


camisetas-flamencas-personalizadas


Llegó la hora de irme de vacaciones (porque este cuerpo también las necesitaba, este año más que nunca) y los encargos no me dejaban!  Con el final de curso, los pedidos de mochilas de guardería para el siguiente se dispararon, y entre medias seguían llegando despedidas de soltera que querían celebrar en las ferias y fiestas de agosto, y ahí estaba yo, con un pie puesto en la chancleta de la piscina y otro en el pedal de la máquina de coser.  Una auténtica locura.  Me marché a finales de agosto a una casa rural en Ciudad Rodrigo (Salamanca), donde todo invitaba a desconectar y relajarse, y el móvil no me dejó parar.  Culpa mía otra vez, porque lo más sencillo del mundo es apagarlo ¿no?  Pues no lo apagué.  Es más, me arrepentí de no haberme llevado el portátil, porque hubiese adelantado mucho trabajo de edición de fotos y hubiese escrito posts para poder volver al blog mucho antes.  Así soy yo.  Intentando descansar y desconectar, y sintiéndome culpable por no seguir trabajando.  Hace falta ser tonta...


casa-rural


De cualquier forma, unos días fuera siempre vienen bien para cambiar de aires, encontrar ideas nuevas y compartir tiempo con unas personas muy amables y muy simpáticas, que resultan ser tu familia, y que se estaban convirtiendo ya en unos perfectos desconocidos.  Anda, ¡pero si vivo con ellos!  Pues eso, que levantar la vista del trabajo, reírte y compartir momentos con la familia también forma parte de la vida de una artesana, y si el blog tiene que esperar, pues espera, qué le vamos a hacer...




En Salamanca también hice un esfuerzo titánico por no meterme en las tiendas de telas, porque era el primer sitio que buscaba cuando paseábamos por el centro, pero lo que sí hice fue traerme un souvenir que también busco siempre que voy de visita a algún sitio: dedales para mi colección.  Para una costurera es algo bastante obvio, pero yo no he querido ser menos en eso y también la estoy haciendo crecer poco a poco.  Algún día la voy a fotografiar toda junta y os la enseñaré porque tengo algunos muy curiosos, casi todos de cerámica, que son los que más me gustan.

El otro recuerdo que no pude evitar traerme (porque es otra de mis debilidades) son algunas joyas en plata con la filigrana del botón "charro", algo muy típico en el folklore salmantino que adorna los trajes regionales, y que ahora reproducen los artesanos joyeros en multitud de piezas diferentes.  Realmente es un adorno muy bonito, que luce muchísimo, y que me cautivó nada más que lo vi.  Ya os digo que me resistí a la tentación de buscar tiendas de materiales de costura, sino, me hubiese traído también botones para hacer algún diseño con ellos.  Pero otra vez será, porque seguro que vuelvo!




Las he nombrado tanto en este post que no me puedo ir sin enseñarlas, ni que sea algunas y un poquito.  Mi vida y mi tiempo giran en torno a las mochilas de guardería.  No es que sea como el de la película de "El sexto sentido", que "en ocasiones, veo mochilas", no, es que las veo a todas horas, de todos colores y con un montón de diseños nuevos y diferentes.  No me voy a extender con ellas tampoco porque les dedicaré algunos posts en las próximas semanas.  Vais a tener mochilas para aburriros.  Pero lo que sí puedo decir, aunque me esté feo que lo haga yo, es que este año me están quedando realmente bonitas.  Hay nuevos colores, nuevos estampados y nuevos dibujos de adorno, y entre la opinión de las mamás, los papás y mi criterio, que a veces no sé cómo se fían, pues estamos consiguiendo que salgan unos diseños realmente chulos de verdad.  Ya los iréis viendo.


mochilas-guarderia-personalizadas


Y creo que ya está bien por hoy.  Tengo que confesaros que tenía una mezcla de miedo y pereza a la hora de empezar de nuevo a escribir.  Miedo, porque no sabía casi ni por dónde empezar (¿se me habrá olvidado cómo se hace? Con lo que me gusta...), y pereza porque acabo tan cansada por las noches (que es mi hora de escribir), que se me cierran los ojos y lo único que quiero es acomodarme en el sofá y distraerme con una película o un programa de la tele.

Pero hoy, nada más levantarme, bien tempranito, me he sentado delante del portátil y, si miro para arriba, ya tengo escrito este post!  Me ha cundido la mañana, no lo puedo negar.  Y me ha dado tiempo a encargar tarjetas y etiquetas, que ya se me habían acabado (con tanta mochila y camiseta), y acabo de recibir telas nuevas que son una auténtica monada, y que voy a ver si fotografío para poder editar el nuevo catálogo, y voy a seguir acabando pedidos de mochilas (que todavía quedan) y a empezar otro de otra despedida de soltera (esta vez son 20 nada más y nada menos, ole, ole, qué envidia me dan...yo me iba con ellas pero ya!).  Nada, que otra vez estoy sin tiempo ni para rascarme!  Necesito otras vacaciones con urgencia, no digo más.



Con descanso o sin él, el caso es que ya estoy de nuevo en marcha dispuesta a cruzar el puente hacia una nueva temporada, espero que llena de más novedades y más trabajo, aunque voy a intentar por todos los medios que no me obligue a separarme de vosotr@s otra vez, y mucho menos tanto tiempo.  Prometo ser más organizada, palabra.  Esta vez me despido por poco tiempo, estoy que no me lo creo, porque dentro de un par de días tenéis nuevo post.  Ahora que me he puesto las pilas voy a coger carrerilla y a no perder el ritmo!

Mil gracias por estar ahí, por haber preguntado y haberos preocupado por mí.  Ya véis que no me pasa nada, salvo el agobio propio de tener mucho qué hacer y poco tiempo para invertir.  Al fin y al cabo, ésto era lo que perseguía, ¿no?  Pues ahora, a dar todo lo mejor.  Se os quiere montones y montones, que lo sepáis.  Un millón de besos. Chao!

6 comentarios on "Ahora o nunca"
  1. ¡Fina si estoy agotadita sólo de leer el post! ¡Madre mía, no has parado, preciosa!
    Me alegra el alma saber que no te han faltado encargos, fiestas, vacaciones y quehaceres en estos meses y que ahora nos regales unas imágenes de tus preciosos trabajos.
    Las mochilas de guarde son ideales pero ya sabes de mi predilección por esas camisetas flamencas, tan alegres, tan coloridas y tan unicas.
    Muchas felicidades porque tu gran trabajo está teniendo una gran recompensa.
    ¡Me alegra que estés de vuelta por aquí!
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, querida Isabel!
      Muchas gracias por esta cariñosa bienvenida. Créeme si te digo que ha sido una auténtica tortura estar alejada del blog y de vuestros comentarios, e incluso de leeros y comentaros también, que es otra cosa que espero recuperar ahora. Pero me vi desbordada y no estaba preparada para tanto jaleo, la verdad, qué desastre... En fin, que yo también me alegro muchísimo de volver y de encontrarme con gente tan maravillosa como tú. Un beso grande!

      Eliminar
  2. Bieeeeeeeeeeeen!! qué bien tenerte de nuevo por el mundillo blogueril!
    Ya me imaginaba que estabas hasta arriba de trabajo.Normal,con esas mochilas monisimas,las despedidas,los capazos...las cosas no se hacen solas!,y si estás en eso,cómo hacer los post,que madre mia el ratito que llevan...jajaja
    Estoy muy contenta de verte de nuevo por aquí y de que hayas abierto la linea de toallas ;) jajaja,bieeeen,yujuuuuu,jajajaja
    A seguir dándolo todo,amiga!!
    Te habrás dao cuenta que esto de sentarse frente a la hoja en blanco lo lleva una en la sangre,jajajajajaja ;)
    Un beso mu grande,Fina! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaa, preciosaaaa!!!
      Ay, lo que echaba yo de menos los comentarios de mi Yoliiiii... No me han dejado parar, niña, ¿tú sabes lo que era ésto? ¡¡Un cacao de mucho cuidao!! Pero nada, he sobrevivido como he podido y aquí estoy de nuevo para contarlo, que no es poco, jajajajaja. Muchas gracias por estar ahí, que eres una amiga de las buenas. Un beso muuuu grande para ti también!

      Eliminar
  3. Me encanta que estés aquí de nuevo!!!! Me lo paso "pipa" leyéndote!!! Bueno, y si pasas mucho tiempo en correos, enviando cositas, es que la cosa va viento en popa!! Cuánto me alegro, te lo mereces porque haces maravillas con la costura.
    un besazo!!! Helena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, mi querida Helena, si en Correos me preguntan cuando me ven entrar "¿aquí otra vez?", jajajajja, pero es que me ven aparecer hasta dos y tres veces por semana, los tengo locos de curiosidad por saber qué es lo que llevo para enviar, así que acabo enseñando fotos mientras preparan los envíos. La cosa va viento en popa, pero creo que yo no estaba preparada para que el viento soplara tanto, amiga. Muchas gracias por los piropos, y me alegro mucho de que ahora estemos conectadas también por Instagram. Otro beso muy grande para ti!

      Eliminar

Me haces muy feliz cuando comentas, pero no me dejes enlaces, que yo visitaré tu perfil. Qué me cuentas?

Custom Post Signature

Custom Post  Signature