Top Social

                             
30/8/19

Costurera a la fuga

camisetas-flamencas-personalizadas


A veces me dan ganas de "fugarme" y decir no, pero si me nombran camisetas flamencas y despedida de soltera...no puedo, no puedo...

Hola, Finucas!

Ya sé que lo mío es peor que el Guadiana, que aparezco y desaparezco cuando menos lo esperáis y sin dar muchas explicaciones, pero que conste que yo le pongo empeño y voluntad, pero la costura es muy "entretenía" y me mantiene ocupada y sentada delante de la máquina de coser un día tras otro.  Así que ya me flagelaré en otro momento pidiendo disculpas, porque hoy os voy a contar otro de los motivos por los que estoy tan ausente del blog y tan pegada a mi máquina, que parecemos siamesas las dos...


camisetas-flamencas-personalizadas


Si habéis visto esa película que protagonizan Julia Roberts y Richard Gere ("Pretty woman" no, la otra...) y que se titula "Novia a la fuga", entenderéis perfectamente cómo me sentí aquél día, el 7 de mayo, cuando recibí un mensaje de Carmen (mi enlace y mi interlocutora en toda esta historia) diciéndome que necesitaba doce camisetas flamencas de mujer y dos de hombre para el 18 de mayo, que a ver si no iba a ser un poco precipitado...  En ese momento, se apoderó de mí el miedo escénico, bueno, el miedo costuril sería, y yo era "costurera a la fuga": por poco si no salgo corriendo y no me hace falta ni caballo ni ná de ná!

¿Ande vas, chiquilla??? ¡¡Si no da tiempo!!  Bueno, en realidad no le dije eso, fue algo parecido pero con otras palabras.  Carmen entendía que era muy precipitado, pero es que les habían cambiado los planes y tenían que adelantar la fecha de la despedida de soltera de su amiga Miriam, la auténtica novia en esta película. Lo que ocurrió es que, como me pasa casi siempre, fue escuchar el caso que me contaba Carmen y enseguida me ablandé...vamos, que me tiré a la piscina y le dije que íbamos para delante con el encargo fuese como fuese.


camisetas-flamencas-personalizadas

Carmen me preguntó si hacía algún tipo de broche, por si podíamos hacer sólo la camiseta de la novia y para el resto un broche a conjunto y así salir del paso, por si eso era menos complicado para mí.  Le dije que no, que lo de los broches no se me daba bien y que, mira, me liaba la manta a la cabeza y que aunque tuviera que coser día y noche, le daba mi palabra de que las camisetas flamencas iban a llegar puntuales a su cita con la despedida de soltera de Miriam.

"¿Y podrían ser catorce camisetas de mujer y dos de hombre?"  Por lo visto la lista iba aumentando...y yo cada vez más estresada, pensando "¿qué haría Julia en mi lugar?"  Porque en la película salía corriendo cada vez que la cosa se le complicaba... Pues le dije que sí, que sí podía ser, que ya no iba de dos o de cuatro, eso sí, en el momento que empezase a coser lista cerrada, allí no se apuntaba ya ni el tato!  "Serán dos gitanillos y 14 gitanas", me confirmó Carmen.  Arsa y toma.


camisetas-flamencas-personalizadas


Carmen me comentó que el modelo de camiseta flamenca que les había gustado a todos era el que yo llamo "Mayo", que es un diseño que hice para mí misma para la romería del pueblo, Aljaraque, y que es todo en tonos azules.  El original llevaba el fondo con estampado de flores, pero decidimos entre ellas y yo que le pondríamos un fondo de lunares, azules también, que iba más acorde para chicas y chicos, y además combinaba perfectamente con una falda flamenca que tiene la novia.  Justamente ése era el modelo que mejor les iba a quedar para lo que tenían pensado...

También me preguntó si la flor iba a ser fucsia, y les dije que sí, pero que si querían cambiar el color no había problema, que tengo raso de otros colores para hacer las flores de los sombreros.  "¡No!  Si fucsia nos encanta.  Es que nos vamos a comprar una flor de ese color para ponérnosla en el pelo también."  Como se suele decir, lo tenían todo pensado para que no les faltase ni un perejil!


camisetas-flamencas-personalizadas


Y por arte de magia costuril, la Fina se puso las pilas (o sea, yo) y una vez más corrí más que en mi vida (siempre digo lo mismo, jajaja) y las camisetas estuvieron listas a tiempo, se enviaron y llegaron con la antelación suficiente como para que no nos diera un infarto a ninguna ni a ninguno...

Y llegó también el día de la celebración de la despedida de soltera de Miriam, aquél fin de semana de mayo, y ahora es cuando llega el cotilleo...  Naaaa...  Ya sabéis que siempre pregunto cómo se lo han pasado y les pido que me envíen fotos para ver las camisetas flamencas paseándose por medio país, y Carmen cumplió y me envió estas fotos tan chulas y, de paso,  me contó lo contentos que habían quedado todos con las camisetas, con las pulseras que siempre mando como detalle y con la fiesta que se pegaron en la feria de Córdoba, que eso sí que fue de película!

Me cuentan que fueron todos a buscarla a su casa aquella mañana, la despertaron y sin decirle a dónde la llevaban ni darle opción de quitarse el pijama, emprendieron el viaje desde Martos (Jaén) hasta Córdoba.  La cara de Miriam sería de flipe total cuando vio que llegaba a Córdoba en plena feria y que la ropa que le habían traído era una camiseta (de Cá la Fina, por supuesto) y su falda flamenca azul a conjunto.  Le plantaron su flor en el pelo y ale, a disfrutar de la feria de novia flamenca!


camisetas-flamencas-personalizadas

Miriam se casó el pasado 27 de julio, y aunque no me dio tiempo a publicar este post antes de la boda para desearle toda la felicidad del mundo, lo hago ahora que ya es una mujer felizmente casada y que tiene el recuerdo de la fiesta tan inolvidable que le organizaron sus amigos, los de siempre, esa gente que te quiere de verdad y remueve Roma con Santiago para que tengas una fiesta que seguiréis comentando cada vez que os juntéis y echéis buenos ratos.  "¿Os acordáis aquél día que nos fuimos a la despedida de Miriam...?"  Es una suerte tener amigos así, no cabe duda.

Y tampoco tengo dudas de que tener clientes así, que se vuelcan contigo y confían plenamente en lo que vas a hacer y en que vas a cumplir sus expectativas, tampoco tiene precio.  Valéis oro.  Por eso os mando millones de besos y de gracias por dejarme participar de alguna manera de este momento tan feliz y tener la satisfacción de veros tan guapas y tan guapos.  A Miriam, a Carmen y a todo el grupo, gracias, gracias, gracias.

Y a vosotros, que estaréis volviendo de las vacaciones (algunos), y otros ya ni os acordáis de cuando fueron, e incluso los que todavía las váis a empezar... otro millón de gracias por estar ahí.  Prometo volver al ataque pronto porque tengo posts que me caducan si no los escribo, pero también tengo encargos que no me dejan ni vivir!  Y si son tan bonitos como éste, ¿no merece la pena la espera?  Yo digo que sí.  ¡¡¡Un gran beso para todo el mundo!!!!

1 comentario on "Costurera a la fuga"
  1. ¡Fuiste muy valiente en aceptar un encargo así de forma tan precipitada, pero quién vale tanto como tú y es tan artistaza puede con todo!
    Enhorabuena porque quedaron maravillosas.
    Besitos

    ResponderEliminar

Me haces muy feliz cuando comentas, pero no me dejes enlaces, que yo visitaré tu perfil. ¿Qué me cuentas?

Custom Post Signature

Custom Post  Signature