Top Social

                             
8/6/18

Ay, qué mes de mayo...

camisetas-flamencas-personalizadas-despedida-soltera


Mayo: el mes de las flores, de las ferias y romerías, de las comuniones y las bodas, y, claro, de las despedidas de soltera...



camisetas-flamencas-personalizadas-despedida-soltera


Hola, Finuc@s!

Hay quien se estresa con la cuesta de enero, con las vacaciones de verano, con las compras de Navidad...  Yo me estreso con el mes de mayo.  Sí, parecerá una tontería, pero es lo que me pasa.  Y eso que es mi mes favorito del año: el mes de la primavera (aunque ni se la siente ni se la espera), el mes de las romerías en Andalucía (para mí, las del pueblo donde vivo y el Rocío, por supuesto), el mes de mi cumpleaños y de mi aniversario de boda...  Y hablando de bodas, el mes en el que más despedidas de soltera se celebran.  Y ahí voy ahora.

Este año el mes de mayo (y las semanas previas) han sido una auténtica locura de encargos de despedidas de soltera, principalmente.  Cada año, no sé por qué, hay una prenda que es más demandada que las otras, como si se pusiera de moda, por así decirlo.  Un año son los capazos, otro año las mochilas de guardería, y este 2018 le ha tocado a las camisetas flamencas y a las despedidas de soltera.


camisetas-flamencas-personalizadas-despedida-soltera


Hace un rato me estaba riendo yo sola porque, clasificando fotos de las camisetas flamencas y agrupándolas con las que me enviáis, me formo tal cacao que ya no sé quién se ha ido a Sevilla, a Córdoba o a Granada, y lo mismo mando a la novia que no es al sitio que no ha ido, que todo podría ser...

Suerte que, viendo fotos tan bonitas como éstas, no te puede quedar ninguna duda de que este grupo de mujeres tan guapas de Villarta de San Juan (Ciudad Real) escogieron la capital granadina para celebrar la despedida de soltera de su amiga Lucía, a la que dieron una sorpresa monumental cuando se presentaron en su casa el pasado 19 de mayo y le dijeron "venga, niña, vístete con esta camiseta flamenca que te llevamos de fiesta a Graná".

La verdad es que, desde el primer correo, el trato con Jessica (que fue mi contacto y cómplice es todo este lío) fue de lo más simpático.  Jessica estaba casi más atacá que yo, preocupándose de que el encargo llegara a tiempo y de que todos los detalles estuviesen a punto para el gran día.  Recuerdo que me hacía mucha gracia cada vez que me decía "dime que podrás hacérnoslo,¡no me infartes!",.  Y es que coincidió su encargo en una semana en la que yo estaba a tope y muchas veces tenía que decir que no, que no me daba tiempo a poder atender a según qué peticiones.  Las cosas hechas a mano y personalizadas es lo que tienen, que no se pueden dejar para el último momento.  Así que mi respuesta era siempre "no te infarto, tranquila, a la que le va a dar un ataque es a mí para poder atenderos a todas!"


camisetas-flamencas-personalizadas-despedida-soltera


Las camisetas se terminaron con tiempo de sobras, llegó el día del envío, y cuando Jessica recibió el paquete en su casa ya ni se acordaba, fijaros si había hecho el encargo con antelación.  El caso es que me escribió contándome que se había llevado una alegría enorme, y que su hija Paula, de dos añitos, nada más que vio su camiseta flamenca se quitó lo que llevaba puesto para probársela.  Es que no os lo había contado, pero, si os fijáis, en la foto del principio hay una camiseta más pequeñita junto a las demás que es la de Paula, porque su mamá la encargó también para que pudiesen ir conjuntadas cuando llegase la feria.   No voy a poner foto de Paula porque a ella no se la llevaron a la fiesta, claro está, jajajaja, es muy peque todavía para estos saraos.

Y llegó el 19 de mayo, y allá que se plantaron en Granada María, Mónica, Jessica, Rocío, Alba y María con Lucía, la novia, con su camiseta flamenca a contraste con las de sus amigas, dispuestas a pasárselo en grande, con su flor roja con lunares en el pelo (a conjunto con la pulsera que les regalé, "divinas de la muerte vamos a irrrr!!!" decía Jessica) y no tuvieron más ocurrencia que llevársela a subir en burro, una de las atracciones más típicas de la capital, con la Alhambra como marco incomparable.  Las risas y los buenos momentos es algo que queda para ellas y para recordar, pero en las fotos ya se ve que se lo pasaron pipa.

Como hago siempre, quiero enviar mis mejores deseos para Lucía, para que sea muy feliz en su nueva vida de casada, y reconocerle que tiene unas amigas que valen un quintal, porque se preocuparon de que disfrutase de un día inolvidable, y eso es porque la quieren de verdad.  Lucía, eres una mujer afortunada, no lo dudes.

A Jessica le doy las gracias por su simpatía y le mando un gran beso, igual que al resto de chicas que pasearon con garbo y salero mis camisetas por toda Granada (¡gracias por las fotos! me hicieron mucha ilusión, de verdad), y a vosotr@s, ¿qué deciros?  Que tengo tanto que contaros y que enseñaros que se me acumula el trabajo y no hago .  Pero prometo ir poniendo orden poco a poco y aparecer un poquito más por aquí, que parece que os tengo abandonaos, pero es que todavía no he descubierto el truco para coser, hacer de community manager y atender vuestras consultas, todo a la vez.  Soy un desastre en organización, qué se le va a hacer...

Os mando un millón de besos y de gracias por estar ahí mientras me quedo un ratillo contemplando esas vistas de la Alhambra que me han regalado estas amigas.  Nos vemos pronto, chao!


3 comentarios on "Ay, qué mes de mayo..."
  1. ¡Una nueva tanda de camisetas preciosas, Fina!
    ¡Y que lindas se ven todas conjuntadas en las fotos...se lo han tenido que pasar genial!
    Felicidades por un nuevo trabajo excelente, bella.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Es que se te junta todo en un mes, pero como eres una campeona lo superas divinamente. Un besazo

    ResponderEliminar

Me haces muy feliz cuando comentas, pero no me dejes enlaces, que yo visitaré tu perfil. Qué me cuentas?

Custom Post Signature

Custom Post  Signature